Con la tecnología de Blogger.

Blog Archive

martes, 16 de febrero de 2010

Amor en tiempos de cólera

Quería que me dejases en paz.

Entraste sin llamar; eras como un intruso del que no conseguía desembarazarme. Quise gritar al enterarme de tu presencia. Pudiste escuchar uno a uno mis reproches. Todos me daban la razón y yo no podía ocultar mi ira hacia ti. No sé cómo pude hablar contigo esa noche, a solas, hasta que el amanecer tiñó de oro la madrugada; no sé qué aventuras me susurraste; no sé qué promesas imposibles de cumplirse. Y, sin embargo, llamaste a la puerta de mi corazón y te puse nombre.

Sí, hijo mío, tú me enseñaste a amar en tiempos de cólera.

2 comentarios:

  1. Excelente!!!! Muy buen cierre. Te felicito.

    Un placer leerte.

    ResponderEliminar
  2. Salvador, gracias por pasar a este pequeño blog sin pretensiones.

    ResponderEliminar